Los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos conceden al Centro Internacional para el Estudio de las Materias Primas Críticas y Tecnologías Industriales Avanzadas de la UBU 500.000 euros para buscar materiales magnéticos libres de materias primas críticas.

novamagEl ICCRAM de la Universidad de Burgos desarrollará imanes permanentes y nuevos compuestos magnéticos, libres de materias primas críticas (CRM), diseñados por cribado computacional mediante el proyecto NOVAMAG- NOVel, critical materials free, high Anisotropy phases for permanent MAGnets, by design. Se trata de un proyecto financiado con Fondos Estructurales y de inversión europeos dotado con medio millón de euros.

Solamente un 8% de los proyectos europeos que acudieron a esta convocatoria singular han obtenido financiación del programa Horizon 2020 en la sección de Liderazgo en Tecnologías industriales, Nanotecnología, Materiales Avanzados, Biotecnología y procesos avanzados de Manufactura y fabricación impulsada por la Unión Europea en 2015. NOVAMAG liderará esta investigación y tratará de aliviar la situación de dependencia de fondos estructurales y de inversión de la Unión Europea respecto a materias primas críticas.

NOVAMAG cuenta con un total de 15 Socios internacionales y es coordinado por el Centro Vasco de Materiales (BCMaterials). Tiene un coste total de 7.1 Millones de euros y una financiación de 5 millones por parte de la Unión Europea. Además, el proyecto colaborará intensivamente con Japón y Estados Unidos, líderes científicos mundiales en el campo de imanes permanentes.

En la actualidad la mayoría de la tecnología que disfrutamos, como los LEDs, las televisiones planas, tablets, sistemas de pantallas táctiles, baterías, resonancias magnéticas nucleares, etc. dependen de una serie de materias primas como el Indio, el Tungsteno, el Neodimio, el Ytrio, el Cerio… Los cuáles les confieren sus propiedades especiales. Sin embargo, son escasos en el planeta y solo se producen en países como China. Esto implica dependencia política y restricciones en su abastecimiento, así como precios volátiles. En Europa algunos de estos materiales se importan hasta en un 99%, es el caso de las “tierras raras”.

Todo esto pone en riesgo la industria europea de alta tecnología, que necesita avanzar en el desarrollo y la investigación de estos materiales. El problema al que se enfrenta Europa y todo el mundo explica la urgente necesidad de desarrollar una tecnología adecuada para reducir la dependencia en materias primas críticas (CRMs).

En esta convocatoria, la Comisión solicitaba soluciones avanzadas en este ámbito, con el objeto de canalizar la búsqueda y diseño de materiales que fueran capaces de sustituir aquellos que emplean o contienen materias primas críticas, en aplicaciones y tecnologías fronteras de alto valor.

Para responder a este desafío y con el objetivo de diseñar nuevos compuestos magnéticos, libres de materias primas críticas (CRM), nace NOVAMAG. Los materiales que desarrollarán en este proyecto serán utilizados para los imanes permanentes de alta energía.

NOVAMAG

NOVAMAG permitirá involucrar a los principales expertos europeos, americanos y japoneses en magnetismo. Al tiempo que combinará las herramientas de síntesis más avanzadas para materializar y crear nuevos compuestos que exhiban una magnetización permanente y unas características físicas que permitan su uso en aplicaciones altamente exigentes como el motor de un coche eléctrico, un generador o un aparato para resonancia magnética nuclear en medicina.

La Universidad de Burgos, a través del ICCRAM, y bajo la responsabilidad científica y técnica del Dr. Santiago Cuesta, participará en el proyecto con un presupuesto de 499.375 euros, centrando su labor en tres aspectos:

  • Coordinar parte de los esfuerzos de cribado de materiales y descubrimiento de nuevos compuestos mediante técnicas de modelización cuánticas (Teoría Funcional Densidad), y algoritmos genéticos de búsqueda, que predicen el ordenamiento atómico y estructura de nuevos posibles materiales.
  • Comprobar que todos los nanomateriales teorizados y posteriormente sintetizados no constituyen un riesgo para el medioambiente o la salud (es decir son “nanoseguros por diseño” y no nano-tóxicos).
  • Liderar el encuadre del proyecto en el marco del plan estratégico de la Alianza Europea de Innovación en Materias Primas Críticas, así como en los planes de desarrollo de materiales avanzados y tecnologías industriales en Europa que diseña la Comisión.

Sobre el ICCRAM

logo_iccram_ubu_617x99El ICCRAM, Centro Internacional para el estudio de las materias primas críticas y tecnologías industriales avanzadas, es un Centro propio de la Universidad de Burgos, creado para responder a una estrategia Institucional y catalizar su conocimiento en Ciencia de Materiales, Materias primas críticas, Nanotecnología y Tecnologías Industriales Avanzadas.

Posicionado estratégicamente en el panorama Europeo de investigación, y desarrollo, dentro de las Alianzas Europeas de Innovación (EIP-European Innovation Partnerships), este Centro de la Universidad de Burgos busca dar soluciones multidisciplinares a este problema. Su director, Santiago Cuesta, participa con los principales expertos europeos en los comités que impulsan esta iniciativa. En concreto, es responsable de los grupos de trabajo referentes al desarrollo de nuevas tecnologías para sustituir materiales críticos en aplicaciones como la fotoelectrónica o las aleaciones para condiciones extremas o de ingeniería de altas prestaciones, especialmente en sectores como la aeronáutica o la producción de energía.

Cuesta además es el responsable de la estrategia de innovación de estos grupos dentro del nuevo programa marco de financiación europeo Horizonte 2020.

Gracias a la presencia de la UBU en esta iniciativa, Burgos va a convertirse en una ciudad puntera en Europea en la búsqueda de materia de sustitución, procesado y recuperación de materias primas críticas. Todo ello coordinando esfuerzos y colaborando estrechamente con la Comisión Europea en esta temática.