Presentación de los Cursos de Verano

imagenCVUBU2015

Los cursos de verano llegan este año a su vigésima edición. Basta con analizar los datos generales de todas las ediciones anteriores para darnos cuenta del alcance que tienen los cursos de verano de nuestra universidad: en estos veinte años, hemos contado con la participación de más de 17.000 alumnos y más de 5.000 ponentes, distribuidos en más de 450 cursos impartidos en 20 localidades de nuestra provincia. 

No son solo números: no hay duda de que todos estos datos nos sirven para tener una visión de conjunto de la labor que se ha venido realizado durante todo este tiempo y nos sirven también para relacionar esa labor con nuestra función y nuestra vocación: difundir el conocimiento a un gran número de personas, reunir a grandes especialistas y divulgadores, extender este conocimiento en todos los sentidos y, por supuesto abrirlo también a diferentes puntos geográficos de la provincia.

Durante todos estos años, podemos apreciar que los cursos de verano se han mantenido fieles a la actualidad, pero también a la tradición; que hemos mirado al pasado y al futuro, pero teniendo siempre en cuenta el presente, con todos sus retos y todos sus desafíos.

En la línea de la unidad y la diversidad de la programación de años anteriores,  en esta edición los temas giran en torno a la comunicación, a la historia y al patrimonio, pero también se extienden a las preocupaciones de una sociedad necesitada de soluciones. Hablamos de futuro y de oportunidades, pero también nos detenemos en analizar imágenes, sonidos y sabores. Tratamos la gestión de nuestros recursos materiales e inmateriales, pero también nos preocupamos  por una sociedad inclusiva y más justa para todos

Y, fieles a nuestra tradición, la Universidad de Burgos llegará este verano a Aranda de Duero, Miranda de Ebro, Medina de Pomar, Covarrubias, Villarcayo y el monasterio de San Pedro de Cardeña.

Hemos empezado hablando de números y datos, pero tenemos que acabar agradeciendo la colaboración de las personas y de las instituciones: todos los que, en momentos difíciles, apuestan por el conocimiento con su colaboración o su patrocinio; todo el equipo que realiza las tareas de la gestión de los cursos; todas aquellas personas que dirigen cada curso y se preocupan por reunir a los mejores especialistas. Y, por supuesto, agradecemos la confianza de un alumnado fiel que busca en los cursos de verano de la UBU un momento para compartir experiencias, para especializarse y para aprender.